SlowSuites

24 julio 2019

No hay comentarios

24 horas en Sevilla en los apartamentos Slow Suites Alameda

¿Has reservado ya tu apartamento vacacional en Sevilla pero todavía no has investigado sobre qué ver y qué hacer mientras estés allí? No te preocupes, en Slow Suites te hemos preparado un plan –¡un planazo, mejor dicho!- para que tus 24 horas en Sevilla sean de 10. 

 

Contar con un alojamiento en el centro de Sevilla es un punto de partida vital para que la ruta que te proponemos a continuación salga bordada. Slow Suites Alameda, situado en el Casco Antiguo y a tan solo unos pasos del famoso barrio de La Macarena, será tu opción ideal.

 

Desperézate, estírate y prepárate para descubrir en un solo día la Sevilla más auténtica.

Dónde desayunar en Sevilla

No hay día que se precie ni ruta turística que pueda aguantarse sin un desayuno completo. Y en Sevilla los hay para todos los gustos. ¿Qué te parecería empezar el día con un buen café y un bocadillo de pringá? Desayuno castizo donde los haya, esta exquisitez te está esperando en la Antigua Abacería San Lorenzo, un lugar calmado, ubicado en un edificio del siglo XVIII, en el que te recomendamos que hagas más de una parada.

 

Si este desayuno te parece demasiado consistente y eres de gustos más clásicos, no te preocupes que también hemos pensado en ti. En la calle Regina encontramos La Cacharrería, un local de lo más ecléctico como la calle en la que se ubica. Tostadas sí pero con una vuelta de tuerca sobre la tostada tradicional: pan de mollete con mousse de paté o pan de la casa con queso de cabra son algunas de sus propuestas matutinas.

Visitando el Casco Antiguo de Sevilla

Con el estómago en calma nos disponemos a visitar el barrio. Vamos a hacerte dos propuestas distintas, para que escoger qué visitar no sea un problema.

 

La primera opción parte del Palacio de las Dueñas, un lugar mágico a tan solo unos pasos de tu alojamiento vacacional en el centro de Sevilla. Se trata de una casa-palacio propiedad de la Casa de Alba que desde hace unos años vuelve a estar abierta al público para el disfrute de todos sus visitantes. Sin duda, uno de los grandes atractivos del palacio son sus numerosos jardines, en los que se dan cita más de siete mil plantas distintas. Una de las características más relevantes son sus fachadas ajardinadas donde buganvillas, hibiscos y jazmines decoran y perfuman creando un auténtico jardín botánico en el centro histórico de Sevilla.

Como curiosidad, te contamos que han visitado el palacio, o residido en él, personajes tan ilustres como la Emperatriz Eugenia de Montijo, el político e hispanista inglés, Lord Holland, Eduardo VIII y su hermano Jorge VI, Alfonso XIII, Jacqueline Kennedy, Wallis Simpson, Grace Kelly y su marido Rainiero de Mónaco, entre otros.

 

La segunda opción es recorrer de norte a sur una de las calles más especiales de Sevilla: la calle Feria. Un escaso kilómetro de longitud en el que viajar de la tradición a la modernidad se convierte en una obligación. Su nombre viene de la feria o mercadillo que hace de esta calle una de las más vivas de la capital hispalense. Los jueves, desde hace más de medio siglo, sus aceras se llenan de puestos de todo tipo. Un auténtico paraíso para los amantes de las piezas de segunda mano.

Tapear en el Mercado de Feria, más que un deber, es una necesidad. Sus cañas fresquitas, sabrosas tapas de todo tipo y sus precios de barrio harán de ésta una parada obligatoria.

A un paso de la Alameda de Hércules

Nuestro alojamiento turístico obtiene su nombre de la cercanía a una de las zonas más tradicionales de Sevilla: la Alameda de Hércules. Construida en el año 1574, la Alameda y su jardín fueron ejemplo para muchas otras ciudades al otro lado del charco. No en vano, se trata del jardín público más antiguo de Europa.

Ahora, la Alameda es una zona ideal para salir y disfrutar tanto de restaurantes como de ocio nocturno.

 

Allí te recomendamos Chifa tapas, un espacio que fusiona cocina peruana y oriental y donde se reúnen multitud de sevillanos cada fin de semana. Si el jaleo no te asusta y la combinación de makis, baos y ceviches te llama la atención, este es tu sitio.

Lo mejor de la Alameda es que no tienes que moverte para seguir la fiesta. Allí puedes “echarte a la calle” como dicen los sevillanos para tomar una copa en un ambiente de lo más heterogéneo. Y es que todo el mundo tiene cabida en la Alameda.

 

Estamos seguros de que con este plan te han entrado unas ganas locas de venir a conocer Sevilla. Así que no lo dudes más, reserva tu apartamento turístico con nosotros y prepárate para disfrutar de la Sevilla más especial.

Comparte este artículo en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete a nuestra Newsletter