SlowSuites

07 agosto 2019

No hay comentarios

Comer en Sevilla: imprescindibles gastronómicos

Que en Andalucía, y particularmente en Sevilla, se come excepcionalmente bien no es una novedad. Los sabores del sur son un reclamo más que interesante para el visitante y la gastronomía sevillana, que combina a la perfección lo tradicional con lo vanguardista, se ha establecido como una de las cocinas más solicitadas de España.

 

Ante semejante panorama gastronómico, ¿quién no está deseando pasar unos días en Sevilla? Como sabes, en Slow Suites te ofrecemos tres opciones distintas para que escoger tu alojamiento vacacional en el centro de Sevilla sea pan comido.

 

Sea cuál sea el apartamento turístico en Sevilla que escojas, esta selección de imprescindibles gastronómicos de la capital hispalense te va a hacer la boca agua. ¿Preparado?

Clásicos de ayer y de hoy para comer en Sevilla

Los clásicos de siempre en Sevilla siguen siendo punto de encuentro obligatorio cuando de comer se trata. Uno de esos lugares imprescindibles es la Antigua Abacería San Lorenzo, un lugar que empezó ofreciendo chacinas y conservas y que a lo largo del tiempo ha sabido evolucionar sin perder ni un ápice de su esencia. Hoy, ofrecen una amplia carta con sabores tradicionales, donde el producto – de altísima calidad – es el protagonista indiscutible.

Otro de los sospechosos habituales es Casa Rafita. Un bar de esos de toda la vida, con solera, con sus vírgenes y santos decorando las paredes, su barra de aluminio y sus mantecaítos. Estos famosos bocados son toda una exquisitez: un montadito de lomo, jamón y huevo de codorniz.

 

Puede que el siguiente sitio no sea para todos los públicos, pero en un listado de clásicos sevillanos para comer no puede faltar. Y es que en Casa Diego la especialidad son sus caracoles, un plato que en Sevilla constituye toda una tradición.  Cuando llega la primavera, no hay sevillano que se precie que no salga a la calle en busca de un sitio donde cocinen bien los caracoles – tarea nada fácil, por cierto. Y en Casa Diego lo hacen de forma exquisita.

Vanguardia sevillana en la comida

No solo de pescaíto frito vive el paladar sevillano, ni mucho menos. La combinación de un producto bien tratado y con una calidad sobresaliente y una ejecución perfecta utilizando técnicas de vanguardia también es sinónimo de gastronomía Sevillana.

 

Es el caso de Abantal, una apuesta arriesgada en la tradicional ciudad de Sevilla, concretamente en el barrio de Santa Justa, pero muy exitosa. No en vano, el restaurante cuenta con una estrella Michelín. Su cocina, en manos de Julio Fernández Quintero, se define como cocina de autor, basada en los fogones tradicionales andaluces y con un respeto exquisito al producto.

Nos asomamos al castizo barrio de Triana para seguir probando locales en los que la vanguardia se da cita con la tradición. Ese es el caso de De la O, un espacio en el que la fusión se huele desde la misma entrada. Algo así como Escandinavia meets Triana, o lo que es lo mismo, la fusión del estilo nórdico con la esencia más sevillana. A priori, una combinación difícil. Pero la realidad es que la apuesta de Manuel Llerena funciona, y mucho.

 

Una carta cuidada, con el toque justo de creatividad, y el gran talento del chef hacen de De la O un auténtico descubrimiento en un callejón de Triana.

Comer de tapas en Sevilla

Venir a Sevilla y no disfrutar de una buena ruta de tapas es como no venir. Nos atrevemos a decir que es el deporte nacional. Una Cruzcampo bien fresquita (eso no es negociable en Sevilla) y una tapita: ensaladilla, tortillitas de camarones, puntas de solomillo…

 

Sevilla, la capital del buen comer, se puede recorrer de punta a punta, de barrio en barrio, entre tapa y tapa. Clásicas, exóticas, fusión… ¡todo vale!

 

Puratasca en Triana es uno de los templos de la tapa en Sevilla. Bajo un aspecto de tasca tradicional, el concepto de este local es ofrecer recetas de siempre a las que se les ha dado un giro. Un mundo de creatividad en forma de bocado. En su carta, hay múltiples opciones, a cuál mejor. Sin embargo, te recomendamos su ensaladilla: ¡sencillamente espectacular!

Muy cerquita de nuestros apartamentos turísticos en Sevilla, Slow Suites Alameda, en plena Alameda de Hércules, nos encontramos con Mano de Santo. Una apuesta mexicana en el corazón de Sevilla. Y de la tapa pasamos al taco, su primo hermano mexicano. No puedes perderte el taco del pastor, inspirado en la streetfood del D.F. Su guacamole 100% casero y sus margaritas son de 10.

Acabamos esta selección con una tapa que fusiona a la perfección el sabor más puro de Sevilla con la originalidad de su gente: lasaña de pringá. En Boga Gourmet (tienen dos locales en la ciudad) se han atrevido versionar el tradicional montadito de pringá y el invento les ha salido de maravilla.

 

Hasta aquí nuestro paseo por la Sevilla más gastronómica, la que nos muestra todo su esplendor cuando nos dejamos guiar por el paladar.

Comparte este artículo en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete a nuestra Newsletter