SlowSuites

26 noviembre 2018

No hay comentarios

La Central de Callao

¿Echas de menos una librería como las de antes, dónde huela a libro y a madera?

Si es así, LA CENTRAL DE CALLAO es tu sitio.

La primera vez que entré en La Central pensé ¿dónde ha estado este sitio toda mi vida?

Situada en el corazón de Callao, pero algo escondida a la vez, se encuentra esta imponente librería de tres plantas, suelos de madera, gusto por el diseño y libros… ¡Libros sin fin!

 

Desde novelas clásicas a los álbumes ilustrados más modernos, pasando por ensayos poéticos y filosóficos, libros históricos y, por supuesto, literatura del día a día además de otros artículos (atención fanáticos de las Tote Bags) también interesantes.

 

Tiene la distribución ideal para que, si hay mucha gente, no lo parezca. En un ambiente íntimo y calmado, destaca el silencio y una tranquilidad que te permiten ir hojeando los ejemplares que hayan llamado tu atención. Es fácil perder la noción del tiempo entre las páginas de los libros y el crujido de la madera bajo tus pies.

 

La sección de álbumes ilustrados hará las delicias de los más aficionados a este género, pues todos los artículos de la Central han sido elegidos con mucho criterio y, en su mayoría, son verdaderos tesoros de colección. También hay una gran variedad de cómics y novelas gráficas que no dejará indiferente a nadie.

La librería cuenta también con una agenda muy variada, constantes presentaciones de libros, charlas, conciertos y actividades también para los más pequeños, que cuentan con un espacio dedicado exclusivamente a ellos (aunque de vez en cuando se cuele algún adulto  lleno de libros preciosos.

 

Por último, otro de los puntos fuertes de esta librería es su Bistró, en el centro del edificio, donde se respira un ambiente calmado y apacible, ideal para sentarse a leer ese libro que seguro nos acabamos de comprar allí.

 

La Central tiene ese poder de ir despertando en ti las ganas de saber más del mundo, ganas de desconectar, olvidarse de la multi pantalla del día a día y volver a pasar páginas, disfrutando de ese olor que desprenden los libros y que ninguna pantalla podrá sustituir jamás.

*Imágenes Guia del Ocio

Comparte este artículo en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Subscríbete a nuestra Newsletter